Gente disfrazada de personas normales

Resulto tan cómoda a veces como un par de zapatillas viejas de andar por casa. Yo todo lo entiendo y así, algunos de mis amigxs y conocidxs, deben tomarme por una especie de confesionario de 24 horas, dispuesto siempre a escuchar y a aliviar la culpa.

Si algo me ha enseñado el feminismo es a no juzgar jamás a ninguna mujer por el camino que pudo tomar para sobrevivir en este mundo de machos. Por eso no condeno ni a la puta ni a la que decidió llegar virgen al matrimonio. Tampoco juzgo a la que usó sus curvas en beneficio de su carrera, ni a la que abraza al patriarcado, se hace fotos con los más rancios varones centenarios y, poco a poco, consigue un puesto cedido por esos mismos viejos. Yo todo lo comprendo: tengo amigas que se depilan y llevan tacones, otras que llevan hijab, otras que lucen axilas aterciopeladas. Todas están en mi círculo de amistades, todas caben en mi vida. Soy cómoda, ya digo. Tampoco me permitiría juzgar a los hombres, es mi amigo tanto el que sigue el dictamen de la tradición, como el que se acuesta con este o con aquella… cualquier cosa menos el machismo, claro está.

Trago con prácticamente todo… pero existe una tipología de persona que me toca mucho las narices. Es aquella que me juzga mal pero hace uso de mi confesionario cuando le conviene. Es esa persona que me critica por ser feminista, por denunciar en mi blog a la Iglesia, por decir palabrotas, por exponer a los cuatro vientos mi bisexualidad, por no respetar las reglas pero luego, cuando echa la canita al aire, viene a mí a ser escuchada y comprendida porque sabe que no conoce a nadie con el embudo más ancho que yo. Es la que en un momento dado me pidió ayuda para sobrevivir a algún ataque de misoginia y hoy me da la espalda porque cuelgo fotos guarras en Facebook. Es la que se lio con alguno de mis ex porque sabría que a mí me daría igual pero que si yo osase a tomarme una cerveza con alguno de los suyos me retiraría la palabra. Es la que obtiene todo el beneficio que puede del patriarcado y de mi amistad paralelamente pero después niega en público ser mi amigx y confidente porque tengo mala fama en ciertos ambientes. Es, en definitiva, el ser humano que vive disfrazado de persona normal, esa persona que en realidad no existe, nunca existió y aún así nos empeñamos en establecer como modelo único.

Queridxs amigxs monógamxs que os escandalizáis de mi vida sexual, estimadxs cristianxs, que tan devotamente lleváis al cuello vuestras medallitas de vírgenes y que os ponéis de mal humor cuando critico al clero, amadxs y respetadísimxs todos y todas, por favor, sabed: no me interesan vuestras canitas al aire, me aburren vuestras aventuras llenas de culpas así que, por favor, no vengáis a contármelas. Estoy harta de guardar los secretos aburridos de vuestras camas extramaritales, no me gusta la mentira y odio que me obliguéis a mentir. Me pone enferma que a la menor insinuación de que quizás debierais ser honestos con vuestras parejas y plantearles la poligamia me salgáis con esos aires de superioridad diciendo “no, no, si es que esto ha sido un desliz, yo no soy como tú” aunque sea ya la tercera vez que venís a mi casa a tomar café y a desahogar el lastre de vuestras culpas con la que en el fondo consideráis vuestra amiga la rarita. Llevaos vuestra normalidad a casa y sufríosla a solas.
Anuncios

6 thoughts on “Gente disfrazada de personas normales

  1. Qué razón tienes, querida amiga. No lo podías haber explicado mejor. Cada perro que lama su herida porque no hay nada peor que la hipocresía.

  2. Hola Alicia, esta tarde me presentaron tu trabajo, tu obra y tu existencia (tenemos una amiga común). Acabo de empezar a leerte y ya alucino con tu autenticidad. Yo no soy como tú, pero ojalá me atreviera. ME ENCANTAS!!

Si vas a comentar debes saber que: si eres hombre tendrás menos posibilidades de que te lo publique y que si me insultas o hablas con tono paternalista o faltón no tendrás ninguna. No acepto opiniones, ni consejos, soy así de chula. Adiós.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s