55 comentarios en “Vídeo 2º: Acosadores en la manifestación del 1º de mayo en Sevilla

  1. No se puede ser más brillante!!!! qué genial!!!
    Jajajajjajaaa… Yo creo que se les ha caído un poco le pantalón cagao de la vergüenza… no???
    Así nos va….

  2. ¡Plas, plas, plas! (la intervención definitiva es digna de un buen espectáculo y ayuda a separar el mal rollo generado -alivia tensiones- en el vídeo por parte de los “graciosetes”) espero no me veas con malos ojos por llamarte cielo. Me ha gustado verte expresándote después de tanto tiempo. Estás sobrada. Gracias por el documento

  3. Hola Alicia, lo primero decirte que me ha gustado mucho la forma que expones y diseccionas los hechos con los ‘piropeadores’ en tu blog y te leo desde hace tiempo y soy fan de tu blog, pero hay varias preguntas que me gustaría formular ya que como toda buena pieza informativa, me ha hecho recapacitar y ver el tema desde diferentes ángulos. Es interesante ver como el individuo en cuestión se acorrala ante una situación que no esperaba, por ejemplo cuando le preguntas por qué no te pregunta a ti en vez de a tu marido, también intentando evadir las preguntas ya que se siente amenazado, así como la forma que una sujeto reacciona cuando la iniciativa la toma una persona que no te esperas, en este caso para ellos una ‘MUJER’.
    No dudo que todo lo que ocurre en el video muestra todo lo que he mencionado antes y más, ya que hay escenas que demuestran que los sujetos que tenías delante son moralmente cuestionables. Sin embargo como cualquier buena noticia me gustaría saber también como se ha llegado a esa situación, el origen, una pena que el video no muestre el origen de la trifulca, así se podría observar íntegramente el desarrollo de un comportamiento machista y poder deleitarnos con las maravillas del ser humano o poder ver la inocencia si la hubo o el simple carácter impulsivo y agresivo de los dos individuos que aparecen en tu video.
    A partir de este hecho, me he preguntado, como he actuado durante mucho tiempo en mi vida, me he acordado de momentos en bares o en fiestas o en parques y calles, en viajes y en el trabajo donde he conocido gente, hombres y mujeres maravillos@s y que ahora forman parte de mí día a día, me he acordado de mujeres con las que he compartido momentos inolvidables las cuales no conocía, pero con una dosis de adrenalina decidí entablar conversación con ellas a sabiendas que podía ser rechazado o en el peor de los casos humillado públicamente. Afortunadamente, casi siempre he encontrado personas dispuestas a conocer gente nueva y muchas veces conversando sabes que no hay malicia o dobles intenciones en el hecho de que una persona me ha parecido interesante o simpática, o sexualmente atractiv@. También, he de decir que justo lo contrario ha ocurrido y he conocido gente non-grata que con discusión o sin ella no forman parte de mi solo como una memoria de una mala experiencia y nada más.
    Ahora, como hombre que soy, me pregunto si he sido machista toda mi vida, si todas esas veces que una mujer me pareció sexualmente e intelectualmente atractiva o viceversa y decidí dar un paso adelante para enriquecerme en el campo sexual e intelectual, estaba cruzando la frontera de las libertades individuales y ensalzando una bandera de dominación marcada en mis genes y por el mero factor de tener diferentes cromosomas. Si cuando, inocentemente, en el patio del colegio, cuando jugaba con niños y niñas sin importarme que es lo que escondían debajo de sus faldas y pantalones e incluso cuando ya lo supe, me lo pasaba pipa sin saber si quiera sus nombres y al final del día me dormía pronto sabiendo que ese momento de felicidad pasajero volvería quizás a la mañana siguiente, pero esta vez conocería el nombre de mis compañeros de juegos, y esa característica tan humana, la socialización, aparecería en toda su plenitud pero no entendería su significado en el mundo de los mayores, solo entendería sus beneficios en lo bien o mal que me sentaría dentro del alma en el mundo de la inocencia. Me pregunto si era inocencia o ya estaba demostrando mis genes dominantes y aprendía las leyes del cortejo sin saberlo. Buscando una presa, que no sabe que será víctima y siendo un cazador que no sabe que es lo que esta cazando. Como un gato que caza un pájaro por el mero hecho de cazarlo.

  4. continua …. 2)También, me he preguntado, si cuando ciertas personas debido a sus características físicas o mentales han tratado de entablar una relación conmigo no fui cruel y selectivo a la hora de aceptarlos dentro de mi círculo de personas gratas. A lo largo de los años me he dado cuenta que el ser humano puede ser muy cruel, mujeres, hombres, homosexuales y travestidos e incluso los hermafroditas, también gentes de diferentes razas e ideologías y he sufrido en mis huesos esa crueldad y porque no admitirlo yo mismo habré sido cruel en cierta medida al no haber permitido que ciertos prejuicios o extremismos en mi ideología se interpusieran a la hora de tomar decisiones que pudieran afectar a terceros y como consecuencia bloqueando una futura relación humana sin dobles intenciones.
    Volviendo al tema en cuestión los ‘piropeadores’ o abusadores, me pregunto, si tú que estás casada, supongo que conocerías a tu marido en determinadas circunstancias, como ejemplo, pongamos que os conocierais en un bar. La música estaría alta, las luces cambiantes de los focos permitirían distinguir los rasgos de la cara pero no completamente, a lo mejor la ingesta de alcohol también ayudaría el juzgar erróneamente el buen o mal parecido de las personas y desinhibiría tu capacidad de acción y respuesta. Imaginemos que, bailas cerca de alguien, en este caso tu futuro marido. Te das cuenta que es atractivo y simpático, por supuesto no conoces nada de él ya que no has hablado todavía. El te invita con una mirada de complicidad y una sonrisa a entablar una conversación, el hecho de que es sexualmente atractivo y porque no decirlo ‘parece’ simpático y por supuesto ‘parece’ buena persona, te hacen dar un paso, saludas y recibes un saludo, un par de comentarios graciosos, y el cortejo del ser humano comienza…, parecer interesado en todo lo que la persona cuenta, risas reales o forzadas para conseguir una complicidad real o no, sacando a relucir nuestros mejores atributos, sean por ejemplo el ser muy gracioso, contar buenas anécdotas, mostrando nuestra capacidad intelectual, citando los libros y obras que nos gustan, lo interesantes que podemos ser, los viajes que hacemos, los idiomas que hablamos, nuestros trabajos y así una larga lista… En definitiva vendiendo casi un producto, nuestra individualidad. Si retrocedemos podemos observar dos alternativas, quien da el primer paso, quien acepta el desafío?
    Tanto como si fue la mujer como el hombre el que da el primer paso, hay ciertas verdades que merecen ser mencionadas, los dos individuos en este hipotético caso, han aceptando libremente el inicio del cortejo, sin embargo hay siempre alguien que inicia el primer paso, el primer saludo, el que inicia las ‘hostilidades’ se adentra al hacer esto en una dicotomía moral, primero transgredirá el derecho a ser dejado en paz de un segundo, y a su vez si decidiese contenerse estaría marchando contra un instinto tan humano como es la socialización y la libertad de expresión.
    Ahora pongamos, que la situación es diferente, la persona que ves bailando cerca, tiene unos rasgos que no parecen agradables sexualmente, y una sensación adjunta de que no parece una persona simpática o digna para recibir nuestra admiración. Sin embargo, esta persona, tiene una imagen diferente sobre ti, le pareces atractiva y simpática y esa noche se siente capaz de ser más atrevido y decide acercarse a ti con el mismo coraje que tu marido y porque no decirlo las mismas artimañas probablemente adquiridas debido a siglos de uso y adaptados en lo más profundo de la psique humana, solo quiere pasarlo bien y ‘socializar’. Varias cosas pueden ocurrir, en el mejor de los casos tú te puedes dar cuenta de que no hay malicia en sus intenciones y decides dar una oportunidad y así decidir con base si la persona en cuestión podría convertirse en un potencial amigo o quien sabe algo mas o incluso confirmar tus instintos y demostrar que a veces el instinto es tan sabio como la misma experiencia. Podría ocurrir también que simplemente negases el saludo y apartaras la mirada

  5. continua …..3)))como si no hubiera ocurrido nada, a lo mejor él lo pensaría mejor y decidiese que su instinto le ha jugado una mala pasada y en su mente pensara que eres una persona altiva y selectiva y que no mereces la pena. También podría ocurrir que en el momento que él se acercase a ti con sus líneas preparadas, tú decidieras que él está atacando tu libertad entrometiéndose en tu espacio, y le preguntarías por qué tiene que hacer algo así y le dirías muy cabreada que se fuera con el cuento a otra parte.
    Como puedes ver, hay muchas alternativas y formas de ver las cosas en determinadas situaciones, una característica tan marcada del ser humano es el ser selectivo, puede ser que solo sea instinto de supervivencia o simplemente una desgracia natural de nuestro carácter el ser desagradables y tener prejuicios infundados contra todo lo que no va acorde con nuestra ideología, costumbres y deseos. He mencionado antes que no he visto el inicio del video y me hubiera gustado ver como los dos individuos se acercan a vuestro grupo y con sus ‘artimañas’ y juegos de palabras intentar socializar con vosotr@s y la consecuente reacción a sus actos y palabras. Tengo que admitir que yo me he visto envuelto en situaciones similares cuando era más joven, mi grupo de amigos en una fiesta o en la calle. El hecho de que los grupos de hombres y mujeres sean separados desde la más tierna infancia, gracias a diferentes juguetes para niños y niñas, colores rosa y azul, vestiditos para ellas y pantaloncitos para ellos, no hace más que crear una línea tan invisible como a veces infranqueable, no sé si tiene que ver el hecho de vivir en una sociedad dominada por siglos de poder del hombre, o es que básicamente somos tan diferentes que la separación es inevitable en lo que ahora llamamos sociedad libre democrática y ‘civilizada’.
    Me pregunto si todas esas diferencias en juguetes, colores, vestimentas y demás es una clara muestra de la verdadera diferencia entre sexos o es una imposición de una sociedad decadente que perpetúa el poder del macho dominante. Todas estas variables hacen de mi persona sin saberlo un individuo machista, que en su juventud con su grupo de amigos sin malicia alguna quería acercarse al mundo desconocido de la mujer (impuesto o no por la sociedad sin mi conocimiento), con piropos o con miradas, simplemente hablando o contando un chiste, o cortejando a la manera que a mi modo de ver era tan inocente como agradable para muchas de esas desconocidas, y que alguna terminarían convirtiéndose en personas tan importantes en mi vida que dudo pudiera haberlas conocido de otro modo, casi como parte del destino, una atracción silenciosa entre dos cuerpos, la gravedad en un estado tan humano, la física en su estado más visible. Me pregunto tantas cosas ahora…
    ¿Por qué a la mayoría de mujeres les encanta comprar ropa para sentirse mejor con ellas mismas y a la vez sentirse más guapas y más interesantes? , ¿Por qué a la mayoría de mujeres le interesan más las revistas y programas del corazón? , ¿Por qué a la mayoría de mujeres le interesan más las películas románticas y series como sex and the city donde el ser mujer y orgullosa de ser diferente al hombre es un imperativo y un dogma para millones de mujeres hoy en día? ¿Por qué a la mayoría de las mujeres le gusta ser piropeadas o que los hombres muestren su atención? ¿Por qué la mayoría de mujeres prefiere que sea el hombre el que dé el primer paso?¿Es el hombre el que ha creado esta barrera entre los sexos? ¿Es el hombre el que obliga a todas estas mujeres en una sociedad libre a ser como son a comportarse como el manda? ¿Es el hombre, el que dicta el que millones de mujeres prefieran ser amas de casa antes que andar pegando tiros en Iraq o en Afganistán o sentadas controlado el mundo financiero y sintiendo el poder del dinero sentada en un despacho en un rascacielos? ¿Por qué la mayoría de hombres le interesa más la vida militar? ¿Por

  6. continua ….4)qué la mayoría de hombres se negaría a vestirse con vestidos de mujer y a maquillarse como las mujeres hacen? ¿Por qué la mayoría de hombres les interesa el poder por el poder? ¿Es la igualdad entre sexos una quimera inalcanzable?
    Sé que la ‘mayoría’ siempre deja un pequeño lugar a la ‘minoría’, pero, como algunos estereotipos, aunque muchas veces son equívocos y desproporcionados, algunas veces tristemente son reales. Así podríamos decir que muchas mujeres y hombres feministas podrán ver la situación y las preguntas formuladas con un claro y rotundo fervor anti-machista, y la culpa de todas esas desigualdades serán puestas en el poder dominante del macho. Pero qué pasaría si en nuestra sociedad libre y democrática se hiciera un referéndum sobre el estado de las mujeres afirmando o negando la diferencia abismal entre sexos. Otorgando la posesión de la llave del destino de la mujer solo a la mujer sin intromisión alguna del hombre, en cuestiones básicas como las que he propuesto antes. Qué pasaría si la decisión de la mayoría fuese para roles mas ‘tradicionales’ lejos de la igualdad de sexos propuesta por el sector más extremo del feminismo. ¿Demostraría esto que las diferencias entre hombre y mujer son básicamente esenciales para la supervivencia de nuestra especie? ¿Qué es la misma mujer la que se ofrece al verdugo para perpetuar nuestra más que cruel horrible especie y existencia?
    Y para terminar me pregunto si ahora que pongo en duda si he sido un abusador o un machista toda mi vida, ¿cómo podre hacer para mantener relaciones personales sin pensar que puedo estar invadiendo la privacidad de otra persona? , ¿Tendré que dejar que la otra persona se acerque a mí para no tener la culpa? ¿Tendré que aprender a dejar de ser selectivo, para entender la naturaleza humana? ¿Le darán la razón a Orwell y Huxley, cuando en el futuro las relaciones humanas se basen solo en meros automatismos y no quede muestra alguna de afecto, interés, cordialidad, espontaneidad? Espero que a las personas que forman parte de mi vida gracias a aquel paso que di al intentar acercarme a ellas no me consideren un machista o un descerebrado, espero que solo vean un inocente acto de calor humano, de nadar en aguas desconocidas y nada más. Que esa minoría que insulta y desprestigia y abusa de las mujeres en nombre del hombre solo se quede en eso, una minoría. Puede que los demás solo queramos ser amigables y mostrar a hombres y mujeres que todos somos dignos de ser escuchados y no ser ignorados por no parecer atractivos o poco interesantes y por qué no también intentar echar un polvo de vez en cuando encontrar a alguien a quien amar y así perpetuar nuestra ‘transigente, selectiva y comprensiva’ especie. A lo mejor al final la culpa de todo la tiene Yoko Ono……

  7. Hola. Perdón, he borrado sin querer el último mensaje de anónimo, lo pego aquí:
    “(Soy Pájaro, Ali)
    Me parece genial. Eso sí, ten cuidadín chiqui. Hay gente peligrosa. Ya lo sabes.
    Ánimo y p'alante.”

  8. Muchas gracias a todos por comentar, en especial a Anónimo (es mi amigo El Pájaro). Me ha emocionado ver todo lo que este vídeo ha motivado en ti y me alegra ya el hecho de haber causado reflexión.
    Mira, Pax, como digo en el vídeo, hay mucha gente que me dice que el “piropo” no tiene nada de malo, que soy muy exagerada. La cuestión es que aquí hay un problema de nomenclatura y se llama “piropo” o “alago” a lo que se debería llamar “agresión” o “falta de respeto”. La diferencia básica está en que un piropo se dice mirando a la otra persona a los ojos, de frente, intentando en todo momento no intimidarla soltando la frase en voz alta (más para que lo escuchen los amigotes que para que lo escuche ella), sin paternalismos, sin empujones ni acercamientos abusivos, manteniendo las manos quietas, etc.
    No se trata de que el “piropeador” sea más guapo o más feo porque entonces estaríamos dando por supuesto que cada vez que un hombre le dice algo a una mujer por la calle lo que espera es follar. Un “piropo” bien dicho es aquel en el que no ponemos pretensiones ni expectativas, en las que simplemente expresamos educadamente nuestros sentimientos, sin esperar nada a cambio. Luego entonces da igual si somos feos o guapos. Hacer de todo ello un arte está al alcance de muy pocos. Debo decir que entre los pocos hombres que conozco capaces piropear con maestría estás tú, querido Pájaro.
    Sí que es una pena que no se viera el inicio de la agresión pero tendría que ir grabando de antemano mi vida entera, es imposible estar tan alerta. De todos modos uno de ellos confiesa y explica todo de maravilla. La ofensa mayor para mí fue el hecho de que pidiera disculpas a David y no a nosotras haciendo ver así que nos consideraba “mercancía ya asignada a un dueño”. La forma avasalladora de dirigirse a nosotras se percibe, en cualquier caso, bastante bien en la grabación. Por desgracia no podéis ver el juego físico tan invasivo que hubo. Se atravesaron entre el grupo de mujeres para crear confusión, para tantear sin arriesgar, para no afrontar a las tías de frente porque nos tienen MIEDO. Y hacen bien, ya habéis visto como me las gasto.
    En definitiva, Pajarín, el sólo hecho de que este vídeo te haga pensar ya es una garantía de que cuidas a las mujeres a las que te acercas ¿Si has metido la pata alguna vez? Pues seguro, igual que yo, mil veces, con lo bocazas que soy. Lo importante es intentar que no ocurra de nuevo.
    No sé si he respondido a tus cuestiones. Otra cosita: TE QUIEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEROOOOOOOOOOOOOOO. Coño, lo dije.

  9. Jajajajajaja. Que bueno Alicia. Me encanta tu iniciativa. Pero qué previsibles son los acosadores. Tu los has dicho, que desgracia de democracia…El voto de esos primates cuenta lo mismo que el tuyo o el de tu marido…

  10. Alicia!es estupendo esto de los video-blogs, más directo, más auténtico ya si cabe, y anima mucho, de verdad. Además, te veo estupenda y tenía ganas de escuchar tu voz, a que hasta ahora te he leído y contando que no nos vemos desde que eramos niñas, y que apenas nos conocemos. Pero creo que eres de las personas que merece la pena conocer en la vida..Asi que adelante! pero me uno a tu amigo el pájaro: nena, ten cuidadín que hay gente peligros, ya lo sabes. Un salu2,Nieves

  11. Hola Pájaro,

    Mira, te comento algunas cosillas de las que has escrito:

    1) los 2 tipos eran unos gilipollas; fíjate si entraron mal que yo pensaba que querían robarme la cartera o algo…

    2) Te pregunas “si ahora que pongo en duda si he sido un abusador o un machista toda mi vida, ¿cómo podre hacer para mantener relaciones personales sin pensar que puedo estar invadiendo la privacidad de otra persona?” y yo te respondo: no podrás, te preguntarás toda tu vida si estás invadiendo, si estás siendo machista, si la estás liando. Supongo que es lo que tiene el proponerse no hacer daño, que uno anda siempre a tientas, cuidadoso con lxs demás en su vida.

    3) Estoy de acuerdo con Alicia en que nunca te he visto un piropo machista: miras a los ojos, sonríes, invitas, das la bienvenida, asumes el rechazo como una elección ajena y no como una afrenta hacia tu persona, no insistes si te dan calabazas, vas sin miedo y por eso no necesitas protegerte atacando, etc. Vamos, que eres excepción, me temo.

    4) A ver cuando nos vemos, copón.

    Un abrazo enorme,

    David

  12. No sé cómo daros las gracias a todos/as. Hace años que el acoso callejero me amargaba la existencia. Ha habido veces que los tíos han sido tan agresivos que han terminado por hacerme llorar. Ver veustras respuestas es emocionante: los chicos preguntándose a sí mismos si han podido molestar a alguna mujer, las mujeres por fin empoderándose, dejándose de sentirse solas… riendo.

    Gracias por hacer que ésto esté funcionando.

  13. No conozco el inicio del conflicto. Das lugar al linchamiento mediático de dos personas (para mí unos impresentables, todo queda dicho) sin ofrecer toda la información, simplemente porque, como en el Oeste, fuiste más rápida en sacar el revolver, digo el móvil. Te eriges en juez y parte sin permitirnos conocer la verdad de los hechos (salvo tu versión). Gracias a la dictadura tecnológica del nuevo Gran Hermano (“te filmaremos en todas las circunstancias”) contribuyes a crear un mundo donde en el futuro todos estemos aterrados de iniciar una conversación o conocer a otras personas, por temor a ser filmados (y linchado mediaticamente) si dices lo que a esa otra persona no le gusta. No entro en la actitud de esos dos impresentables (dos pedazos de machistas descerebrados que averguenzan los ideales que dicen defender), sino en la gota de arena que pones para hacer de este mundo un lugar donde la sospecha y el temor a ser filmados sean la moneda comun. Esos dos impresentables dan asco, pero vosotras dais miedo. No me acerco a vosotras ni a pediros la hora. Que os cunda la nueva Inquisición.

  14. Qué bien, AnÓnimo, no sabes la alegrÍa que me das. De hecho es justo eso lo que queremos, que cierto sector de la sociedad se dÉ cuenta de hasta que punto podemos ser peligrosas. De hecho se te nota acoojonado. Con respecto a la informaciÓn que dices q omite recomiendo q veas de ouevo el vÍdeo ya q hay una confesiÓn bastante precisa hecha por uno de los agresores. Si te lees ademÁs los comentarios veras que hay testigos que corroboran lo que digo.

  15. Por favor Anónimo…”la sospecha y el temor a ser filmados….” mira de verdad, deja de ver series de intriga. Para sospecha y temor los que sufro yo cuando voy sola por la calle a veces y me encuentro a engendros como estos dos. Sospecha y temor los que he tenido que asumir sólo por ser mujer y tomar la a veces valiente decisión de salir a la calle libre y sola cuando quiero. (Toda una amenaza, lo sé…)

    Miedo a ser filmado? pues date la vuelta y pírate, o mejor, no te acerques que es lo más (y te lo digo de corazón) bonito que has dicho. Ojalá muchos otros, incluidos estos dos, tomaran esa misma actitud.

    Yo estaba justo detrás de mi amiga y compañera Alicia cuando todo lo que se ve en el vídeo estaba sucediendo. De veras no pretendo que comprendas, querido Anónimo, lo que sentimos constantemente ante acosos de este tipo. Una acción como esta de grabar y difundir, es una bocanada de aire fresco para las otras millones de veces que esta chusma queda en el más absoluto anonimato y, por lo tanto, impunes por completo.

    Con mucha mucha suerte (porque ya te digo que muy inteligentes no eran), estos dos se lo piensan dos veces la próxima vez; porque, querido Anónimo, si se comportan así un 1º de mayo, en una manifestación, con unas mujeres que muestran claramente que pertenecen a un colectivo feminista…. qué no harán un día cualquiera cuando se trate de una mujer sola y aparentemente (o eso pensarán ellos) indefensa?

    Ay segismundo cuánta vanidadddd!!

    Sé que todas las palabras que te vayamos a decir caen en cerebro-saco roto, pero no me quedo sin hacerle un guiño más a mi compi Alicia y sin felicitarla por el vídeo.

    Gracias Alicia.

    Victoria

  16. Bueno, pues una vez más, aunque tanto el video, como David, como Alicia y Victoria lo han reiterado, certifico que la actitud de los dos sujetos del video fue tan infame desde el principio como queda reflejado en el video, y lo certifico porque era una de esas tres a las que se refiere el sujeto del video. Actitud infame que se permiten porque creen que las mujeres estamos a disposición de otros, para su goce y disfrute, porque nuestros cuerpos son propiedad de otros, como tan claramente evidencian pidiendo permiso o perdón al macho del grupo, por invadir el espacio donde estaba su hembra.
    ¿Cuál es el miedo si no te mueves/actúas desde allí?, ¿cuál es el temor que podemos generar si me tratas de igual?, ¿por qué creer que no vamos a poder distinguir entre quien nos habla con respeto a quien lo hace como si fuéramos seres a su disposición?, ¿por qué creer que queremos utilizar la denuncia para imponernos a otros grupos humanos, como hizo la inquisición con las mujeres, en vez de simplemente para cambiar la realidad y hacer el mundo más agradable para todxs? En la sociedad del Gran Hermano había quienes imponían normas y actitudes a los y las demás porque eran quienes tenían la autoridad, vigilando constantemente para castigar a quienes la incumplieran. Nosotras no vigilamos, disfrutamos hasta cuando denunciamos; no imponemos, evidenciamos lo que no nos gusta; no buscamos el poder sobre los y las demás, si no el poder con otros y otras; no construimos normas de lo correcto e incorrecto, de hecho lo que hacemos es romper con las normas de esta sociedad, normas que permiten que se den estas situaciones de agresión, y frente a las que parece que tenemos que reaccionar siempre desde la dulzura y sumisión, pidiendo ayuda a terceras personas para que sean ellas las que decidan si se nos a agredido o violentado, como si nosotras, por nosotras mismas no pudiésemos distinguirlo… exactamente igual que hace el gran hermano con los proletarios en 1984 y los agresores del video con David.
    Las mejores para hablar de violencia machista somos nosotras mismas, las que la sufrimos. Como mejor podemos luchar contra ella es desenmascarándola y evidenciándola como en este video. La mejor forma de evitarla es enfrentándola desde nuestros poderes. La mejor garantía de que un agresor deje de serlo es que tema a la respuesta y deje de pensar que no va a haber reacción ante su agresión.
    Que sí, que tengan miedo los agresores, porque somos malas y podemos ser peores. A los y las demás, bienvenidos al maravilloso mundo de la resistencia.
    Gracias Alicia, por compartir tus superpoderes
    Yolo

  17. Gracias compañera!

    Y esto, queridos machos, se llama sororidad. Si no sabéis lo que es, ala, a consultar Wikipedia porque muy pronto ese concepto va a arrasar el patriarcado y con él a sus
    v(b)arones.

  18. Hola Alicia:
    Soy Isaac, secretario de Acción Social de CGT de Sevilla. En primer lugar gracias por el vídeo y por tu blog. Tengo que decir que me indigna que este par de energúmenos salidos de la edad media hallan conseguido una bandera de CGT, la cual, como sabes, condena cualquier forma de intolerancia y violencia del terrorismo machista. Me preocuparé personalmente de encontrar a estos prendas. Estamos a tu disposición. Gracias de nuevo por tu denuncia y pedagogía en estos asuntos, y un saludo afectuoso.

  19. Muchas gracias, Isaac, sería estupendo que los encontrárais y más estupendo aún si el hecho de que llevaran la bandera fuese una casualidad y en realidad no perteneciesen a vuestro sindicato.
    Un saludo cordial.

  20. Algunas veces, cuando voy en el metro y se cruza una chica, suelo escuchar como algún tipo de esta calaña que aparece en tus videos suelta un exabrupto que reúne varias de las características que comentas: se la comen previamente con los ojos, sueltan la frasecita en el momento en el que pasa cuando la chica está de espaldas, sin mirarla a la cara, con un tono burlón o libidinoso y si está con amigos a risotadas. Normalmente, la cara de la chica lo dice todo. Desagrado, asco y, a veces incluso, miedo.

    Esto me llevó a preguntarme si le pasaba a todas las chicas. Me imaginaba que sí, porque viviendo en Madrid y moviéndome a diario por el metro, estas escenas se repiten con demasiada frecuencia. Especialmente los fines de semana. Así que se lo pregunté a mi pareja y, efectivamente, ella me lo ratificó. Le sueltan barbaridades de todo tipo, como a todas, me dijo.

    Y, entonces, me di cuenta lo canallas que podemos llegar a ser los chicos en ocasiones.

    Es cierto que yo nunca me he dirigido así a una chica en ningún sitio. Primero porque me parece una falta de respeto y segundo por sentido común. Es decir, si me gusta, lo último que conseguiría soltando una de estas burradas es atraerla. Y esto fue lo que me aterró. Que muchos piensan – de verdad – que esto les gusta, que es un halago para ellas. Obviamente, mi pareja me comentó desde el primer momento que no sólo le desagrada sino que también le genera rechazo e, incluso, miedo.

    Yo no entendía eso de: menudo carrerón me pegué anoche para ir a coger el coche, porque por esa zona no hay mucha gente. Y yo pensaba, vale que no es la más transitada pero difícilmente ocurra una agresión. Una agresión física, pensaba yo, claro, pero dejaba de lado las verbales. Olvidándolas porque, pensaba, eran más infrecuentes de lo que en realidad son.
    En fin, que he visto en tus videos aquello que me llevo preguntando un tiempo. Y creo que con actitudes de denuncia de este tipo se cercenan malas costumbres atávicas y se construye una sociedad más justa.

    Por cierto, me gustaría saber qué piensan las chicas de la comunidad latina. No sé si será casualidad o no pero en el Metro de Madrid es el perfil de acosador típico. También se ven españoles pero me sorprende la diferencia abismal. También estuve una vez en Puerto Rico y aquello me dejó ojiplático. A todas horas en la tele videos de reaggaeton con chicas en tanga y semidesnudas, bailando alrededor de los malotes del barrio. Y las cosas que se escuchaban por la calle me daban verguenza hasta a mí. Y ahí sí que no se cortaban ni aunque fuera una pareja junta. Increíble.

    Luego uno viaja a Suecia, Finlandia y eso es mucho más extraño verlo. ¿Cuestión de cultura? No sé.

    En todo caso, enhorabuena por los videos y mucho ánimo.

  21. Sí que hay un factor cultural importantísimo. En EEUU nunca tuve problemas, en cambio en Marruecos o España y ciertas ciudades de Italia se vive casi a diario (he vivido en todos esos lugares, por eso los cito).

    Un saludo y gracias por tu reflexión.

  22. Hola Alicia
    Soy de Buenos Aires y acabo de encontrar tu blog gracias a Hollaback Buenos Aires, que posteó tu iniciativa en su Facebook. Primero, gracias por el proyecto, me parece genial. Segundo, te dejo un enlace de una campaña hecha en Uruguay contra la violencia de género. La canción está introducida por el gran Eduardo Galeano, que dice algo impresionante relacionado a los miedos que mencionás: “el miedo de la mujer a la violencia del hombre es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo”
    http://www.youtube.com/watch?v=Jd1woScF4Mw
    Un abrazo
    Silvia

  23. Ostras Alicia, acabo de conocer tu blog y tu iniciativa y me palpita el corazón de la emoción. No dudes de que me voy a sumar a ella. Gracias por ayudar a sacar a la luz a tanto necio machista. Saludos.

  24. Hola Alicia, he llegado a tu blog por un tuit de @luzhilda (y aunque ahora le echaré un ojo al resto de posts, éste me ha encantado :)). Simplemente quería compartir un texto escrito a la luz de un par de artículos científicos relacionando desigualdades de género y salud http://medicocritico.blogspot.com.es/2012/09/ser-mujer-en-esta-sociedad-puede-ser.html Especialmente el artículo “Can financial insecurity and condescending treatment explain the higher prevalence of poor self-rated health in women than in men? A population-based cross-sectional study in Sweden” donde se insiste en que el trato condescendiente (del cual los piropos y similares forman una parte sustanciosa) se asocia con peor autopercepción de salud en las mujeres (y esto, a su vez, es causa de peor salud objetiva)…

    Un saludo y enhorabuena por el blog!

  25. He llegado aquí de casualidad, pues preparo una conferencia para un congreso sobre propaganda de guerra y género; no obstante, soy casi neófito en esto, y aunque tengo compas que investigan desde el género, hay algunas cuestiones que aún me quedan por asentar. El caso, para no perderme, que buscando información llegué aquí.

    He visto todos los vídeos y todos son documentos extraordinarios (tanto por tu valentía como por sus cobardías). Sin embargo, este es el que me dejó más triste y más avergonzado, como hombre y como libertario (o parte de la clase trabajadora). Tanto que he tenido que comentar, pues por una extraña razón -no se a qué mecanismo psicosocial corresponderá- me he sentido casi culpable de que uno de mis pares -hombre y anarquista- os tratara así.

    Ánimo con el proyecto.

  26. Hola.

    No sé si el sindicato CGT tiene constancia de este par de impresentables. Creo que, si no la tiene, deberías hacérselo saber y que tomen medidas. Es muy grave que cerdos como estos estén en una organización de ese tipo. Y si la organización cierra filas con ellos ya sabemos en qué organizaciones no confiar.

    Un saludo

Si vas a comentar debes saber que: si eres hombre tendrás menos posibilidades de que te lo publique y que si me insultas o hablas con tono paternalista o faltón no tendrás ninguna. No acepto opiniones, ni consejos, soy así de chula. Adiós.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s