Kagaseya

Kagaseya, un señor acude en Tokio a un karaoke donde lo espera una mujer en su oloroso periodo de ovulación. Una vez juntos y a solas el señor se arrodilla, mete la cabeza bajo la falda y aspira lenta y profundamente. Sabe que sólo podrá disfrutar de ese placer unos pocos minutos. Después ella se irá y se llevará su aroma de Aldrovanda a donde quiera, a donde lo desee. Porque ella es la dueña de la esencia de todo.

Hace unos días alguien comentaba en Facebook que existe la costumbre en Japón de vender bragas usadas a un precio que oscila entre 30 y 50 €. Me resultó curiosa la reacción de las mujeres que comentaron la noticia. La mayoría de ellas escribieron cosas como qué asco o qué guarrada o qué porquería. Los chicos en cambio parecían divertirse más. Yo, personalmente, quedé consternada al darme cuenta de la cantidad de dinero que se me había escapado por el desagüe de la lavadora ¿Cómo iba yo a imaginar? Pero, en fin, vamos a lo que vamos, al flujo vaginal: líquido viscoso segregado por el cuello de la matriz y las paredes de la vagina con diversos fines. Según algunos misóginos nuestro cáliz de entrepierna no tiene más finalidad que la de favorecer la penetración. Ellos, como siempre, barriendo para adentro. Pero la realidad es que el flujo vaginal, su variedad de colores, sus diferentes aromas, sus numerosas texturas, dependen, favorecen y son causa y efecto de otras muchas cosas además de la penetración. Las mujeres segregamos nuestro jugo también para limpiarnos siendo el flujo vaginal un antibiótico natural que mantiene nuestra vulva fresca y sana. Las mujeres somos, pues, fuentes activas de vida y salud. El flujo vaginal además es un lubricante que favorece la función del clítoris que, como todos/as sabemos, tiene como única función la de dar placer sexual a su dueña. El flujo vaginal es además una especie de alerta médica ya que a través de sus cambios de color las mujeres, sin necesidad de visitar un ginecólogo, sabemos si algo no va bien. Nuestra mucosidad nos advierte de infecciones, de estrés, de que el hombre que nos hizo el amor el día anterior debe ser borrado de la agenda, de si estamos embarazadas y de un largo etc. Una vez más las mujeres llevamos intrínseca la sabiduría, la paseamos en lo más íntimo de nuestro cuerpo. Somos ciencia, somos brujas.

Pero la nefasta educación sexual recibida hace que hoy por hoy una mujer encuentre su propio flujo vaginal algo asqueroso. Señoras, mujeres del mundo, hembras del universo, desde este humilde blog os imploro, os invoco a que caminéis por la calle con la vista bien afilada, tenemos que aprender a darnos cuenta de nuestro poder, esta sociedad está llena de pistas que nos dicen que somos diosas.

La persona que comentó el asunto en Facebook habló sólo de la venta de bragas pero tras una pequeña búsqueda he sabido que el mercado se extiende también a la ropa interior masculina. Y es que el semen también tiene su aquel… no es precisamente moco de pavo.

Ahí van algunos enlaces de interés:
http://www.bragasusadas.com/
http://www.habitamos.com/post/5453777/calzoncillos_usados_boxer_slips_espaaa .
http://www.yavoymama.com/flujo-vaginal/

Anuncios

8 thoughts on “Kagaseya

  1. Excelente informacion, tu punto de vista critico me encanta.. Soy fanatico del manga y el anime,y soy muy curioso en cuanto a qué o el por que de las cosas,entonces paseando por internet me ecuantro con tu blog y de verdad me gusto mucho.. Gracias y saludos desde Carcas Venezuela.. jisox1027@hotmail.com

  2. Gracias por la informacion ,aprendi cosas que no sabia aunque el primer link que pusiste me dio basatante morbo y pero mas que todo mucho asco D:

  3. estaba buscando el libro de Alicia a través del espejo'' y topé con tu blog,estoy haciendo un master de malos tratos y violencia de género y etcs..q me disperso..a lo q iba, yo vi un documental y salía el tema de la venta de braguitas y creo que aún no he asimilado esa información..en tiempos de crisis no estaría mal patentarlo por este país (me refiero España)jajajajja
    un saludo, buen blog!! y viva el flujo vaginal!! 😀

  4. “Yo, personalmente, quedé consternada al darme cuenta de la cantidad de dinero que se me había escapado por el desagüe de la lavadora.”
    ¡Me encantó eso! ¡Saludos desde México, buen blog!

Si vas a comentar debes saber que: si eres hombre tendrás menos posibilidades de que te lo publique y que si me insultas o hablas con tono paternalista o faltón no tendrás ninguna. No acepto opiniones, ni consejos, soy así de chula. Adiós.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s