Hedonismo repentino

¿Os dais cuenta de que dentro de un mes estaré en una ciudad donde la gente respeta los semáforos? ¿Pero os dais cuenta? Y hay además un 99% de posibilidades de que el edificio donde vaya a vivir tenga luz en la escalera ¡Y hasta ascensor! Y habrá cines con pelis en VO (se acabó Bollywood) y podré ir al teatro y a exposiciones y la gente hablará mi idioma y podré llevar minifalda sin que los hombres me digan guarradas misóginas por la calle (…ah, bueno claro, eso no) pero mis padres estarán deseando que les endiñe el niño un par de veces por semana y mis amigos/as tendrán vidas parecidas a las mías y pasaré desapercibida… no volver a aguantar a empresarios despiadados (ups, no, eso tampoco), librerías, tiendas de ropa, comprarme de vez en cuando cosas que no necesito, mimarme, cuidarme, ir un fin de semana a la playa… debo volver a educarme en el noble arte de disfrutar de la vida. Mira que soy bruta. Este blog promete ser más ligero en el futuro, necesito un break.
Ilustración: Hedonismo de Ana Roldán.
Anuncios

2 thoughts on “Hedonismo repentino

  1. Te voy a decir una cosa, shulita mía: Una de las mejores cosas que tendrá esta ciudad cuando volváis, seréis vosotros.

    Un beso y daos prisa que os quedáis sin caracoles.

Si vas a comentar debes saber que: si eres hombre tendrás menos posibilidades de que te lo publique y que si me insultas o hablas con tono paternalista o faltón no tendrás ninguna. No acepto opiniones, ni consejos, soy así de chula. Adiós.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s