Tantra vs pechos depilados

Quiero postporno intravenoso y quiero que Erika Lust no sea la única posibilidad. Quiero porno igualitario de fácil y rápido acceso, gratuito, como el que pueden obtener los hombres con tan sólo teclear la palabra “mujer” en Google. El panorama está bastante mustio y mi clítoris ya no necesita más amor, de ese tengo toneladas, ahora quiero carne, muy fresca, objetualizada, divinizada, desespiritualizada. Y ya sé lo que me vais a decir, que hay mucho sexo gratis esperando a las mujeres en la calle. Pero eso no es del todo verdad y además la calidad ofertada me ha hecho reticente y algo holgazana.

Tras mucho buscar encontré esto: www.tantramasajessevilla.com . A veces las mujeres necesitamos descontextualizar las cosas para empezar de cero y estar en armonía con nuestros deseos sin tener que dar cuentas a las represiones que arrastramos. Mi admirada June Fernández hace una disertación estupenda sobre el tema en este artículo. Ella dice que deberíamos dejarnos de tantas tonterías y tantas velitas y pedir lo que realmente queremos. Pero la verdad es que el Tantra es una vía de liberación y visto que tenemos tan pocas ¿Por qué no utilizarlo? Al fin y al cabo ¿Es que tenemos que saltarnos varios milenios de represión misógina en un abrir y cerrar de ojos? ¿Tampoco en nuestro proceso de liberación sexual van a respetarse nuestras necesidades, nuestros tiempos? El Tantra viene de otra cultura, es borrón y cuenta nueva, empezar desde el principio. Hay masajistas hombres y mujeres y los/as clientes también son hombres y mujeres, no nos sentimos excluidas a priori y podemos llegar a él de forma fácil. Además es mucho más barato que los gigolós horteras de pecho depilado que prometen “protegernos” (¿De qué? ¿De sus pollas radioactivas?) y “hacernos pasar una velada romántica” olvidándose de preguntarse qué es lo que realmente deseamos las mujeres más allá de lo preestablecido y cobrándonos una pasta gansa para jugar a que sigamos siendo sus nenas. Para eso, efectivamente, no necesito pagar. Lo que yo quiero es que me adoren y me divinicen, que traten mi cuerpo como si el de una máquina de generar orgasmos se tratase. No quiero que me protejan, quiero correrme.

Señores gigolós, son ustedes muy caros y mi sueldo de española media no me permite acceder a sus servicios. Las tías ganamos mucho menos que los puteros, por eso no podemos ser puteras. Al menos por ahora. Además me toca las narices que las agencias oferten sólo mujeres menores de 28 y en cambio el límite para los hombres roce los 40.

Por todo ello me voy a dar un masaje tantra. Ya os contaré.
Anuncios

2 thoughts on “Tantra vs pechos depilados

  1. Mmmm, he disfrutado con este post erótico-festivo tuyo y con el frenesí orgasmático que emana ese masaje tántrico.

    Hay quien se echa sexamigos por lo mismo, en Sevilla no creo que te puedan faltar 🙂

    Un saludo, de una rana que pasaba por aquí.

Si vas a comentar debes saber que: si eres hombre tendrás menos posibilidades de que te lo publique y que si me insultas o hablas con tono paternalista o faltón no tendrás ninguna. No acepto opiniones, ni consejos, soy así de chula. Adiós.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s