Una harira cada cuatro meses


¿Qué necesidad tienes de colgar esas cosas en internet? Me preguntó ayer un amigo. Hacía más de cuatro meses que David y yo no salíamos a cenar (cosas de ser padres, no tener mucha pasta y además no encontrar baby-sitter) de manera que me dije ésta es mi noche, no voy a hablar de orfanatos, no voy a discutir la política del rey, no quiero dar explicaciones sobre lo absurdo de mi vida… ésta es mi noche, sólo quiero ir a un restaurante barato, comerme una estupenda harira calentita, echarme unas risas con mis amigos y volver a casa cansada y feliz. Pero seguimos nuestro paseo saliendo de Jma Fna y la pregunta me martilleaba la cabeza ¿Qué necesidad hay? El frío de la noche de diciembre me helaba los pies y la harira se hacía cada vez más apetecible ¿Qué necesidad tienes de andar provocando problemas?.
En Jma Fna hay una señora que vende galletas. Hay muchas, todas con niqab, pero ésta no lleva niqab, lleva hijab aunque eso no tiene mucha importancia porque lo que le pesa a esa señora no es el velo, es el bebé de 14 meses que lleva a la espalda, dormido, el frío de diciembre y sin harira que llevarse a la boca. También le pesan, supongo, los otros dos críos que se agarran a sus faldas, medio descalzos. Yo no puedo, no sé salir a la calle, dejar a mi hijo con la baby-sitter y comerme una harira en Jma Fna. No sé olvidarme de todo ni si quiera una noche. Hago como que sí pero me aguanto las ganas de llorar en tres esquinas del paseo. ¿Y qué necesidad tengo de colgarlo todo en internet? ¿Y por qué mi Marruecos no tiene nada que ver con el Marruecos de otros europeos que conozco aquí? ¿Por qué ellos me hablan de la sonrisa, del sol, de la felicidad? ¿Por qué ellos me preguntan por la necesidad de complicarse la vida? Te vas a buscar un problema un día de estos, del Sahara no se habla, ya lo sabes, ya lo sé.
Anuncios

5 thoughts on “Una harira cada cuatro meses

  1. Joder tía… cada vez que te leo pienso: es necesario darse de narices con esa realidad? Dependiendo del día me contesto que si o que no. Lo único que si que no podría hacer es estar ahi y como si nada como si eso y lo mío no fueran parte de la misma realidad.
    Por otra parte esas cosas que tu ves ahi a diario, esa señora que vende galletas… es suficiente no verlas para olvidarse de su existencia?
    Yo qué sé…
    Pues nada, me voy a intentar hacer algo minimamente útil.
    Un beso

  2. Gracias por escribir tan asì.Me gusta mucho tu estilo,se parece bastante al de Yoani Sànchez,por cierto,a través del click que le hice a tu nombre en el blog de Yoani fue que pude llegar hasta aquì.Dêsde ahora no dejaré de leerte.
    Besitos.

  3. Giulia, yo necesito el contacto con la realidad, supongo que es cuestión de personalidades.

    Anónimo, es un honor que me compares con Yoani, es una de mis grandes admiradas por su valentía y su sencillez. Estupenda bloguera.

  4. Hola Alicia, me sigue encantando leerte, la realidad que tu ves y escribes hacen que vea mi vida desde otro punto de vista, la botella medio vacia que veo últimamente, tu haces que la vea medio llena, desde aqui te animo a sigas adelante, un beso.

Si vas a comentar debes saber que: si eres hombre tendrás menos posibilidades de que te lo publique y que si me insultas o hablas con tono paternalista o faltón no tendrás ninguna. No acepto opiniones, ni consejos, soy así de chula. Adiós.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s