Barbijaputa, todas somos misses

Lo bueno de escribir en un blog un artículo que no te va a pagar nadie, querida Barbijaputa, es que puedes poner frases como: “me van a comer tol coño las personas que usen este artículo para crear falsas polémicas entre Barbijaputa y yo”. Dicho esto, paso a reflexionar sobre una cosa que, no sé si te va a interesar, pero que a mí me apetecía comentarte.

Es de tu artículo sobre Miss Perú. Al más puro estilo de los filósofos franceses pedantes de cuello vuelto del s. XX, quiero responderte a un par de cuestiones con las que no estoy de acuerdo. Esto va a generar, por un lado, que tu artículo sea más leído porque yo voy a poner un enlace directo al mismo justo aquí. Y eso, a su vez, aunque de una forma poco significativa (ambas somos mujeres, no nos flipemos) dará  lugar a que la web de El Diario tenga más visitas. Todo esto generará un mejor posicionamiento en Google de dicho periódico y, por tanto, más posibilidades de que  su página consiga financiación de empresas anunciantes. Esto, querida Barbijaputa, va a poner muy contentos a José Sanclemente y a Ignacio Escolar, varones, blancos heterosexuales de clase media con estudios superiores que llevan el cotarro de la izquierdosa y progre publicación donde tú y yo tenemos el placer de participar a menudo. Yo ya menos a partir de hoy, creo.

Estoy dando muchas vueltas para decirte que, a veces, las mujeres blancas y europeas no nos damos cuenta de lo que un periódico de izquierdas se parece a un concurso de belleza. Al final, Barbi, es todo lo mismo: señores sentados en cómodas butacas viéndonos desfilar mientras competimos entre nosotras mostrando nuestras mejores cualidades y poniéndolas al servicio de un sistema patriarcal. Yo sé que en el mundo en el que vivimos está peor visto lo de competir con el cuerpo a lo de competir con la mente pero, si lo piensas, tampoco es tan distinto. Si me apuras quizás lo segundo sea peor. Acordémonos de lo que dijo Virginia Woolf: “No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente”. Aunque nuestros prejuicios no nos dejen verlo puede haber y hay misses inteligentes y feministas blancas trabajando al servicio de machos de izquierdas (yo la primera, cada vez que me llaman de una Universidad o un partido político para dar una conferencia).

La otra cosa que te quería decir es que me ha sorprendido mucho esta frase de tu artículo: “Entre el público de un concurso de belleza es posible que encontremos a pocas mujeres con conciencia de género”. Me ha dejado pensando en qué es para ti la conciencia de género y me doy de bruces con esta realidad tan dolorosa: desde la Europa blanca hemos creado una marca registrada, un copyright feminista, un modelo único de lucha, una conciencia de género absolutista que no admite formas que puedan adecuarse a las diferentes realidades. Al igual que en el concurso de Miss Perú se premia un modelo único de belleza, tal y como tú apuntas, nosotras las feministas españolas nos creemos que el modelo de buena feminista es único y, por supuesto, se parece a lo que vemos cuando nos ponemos frente a un espejo.

Perú, compañera, no es España. En la mayoría de países de Latinoamérica los concursos de belleza no tienen el mismo significado que tienen para nosotras. De hecho yo, en realidad, no sé si esto que han hecho las misses peruanas ha estado bien o mal. Sencillamente es algo que han hecho ellas y nosotras, las blancas, deberíamos solo observar y permanecer calladas, aunque un señor de “los nuestros” nos encargue un artículo.

Anuncios

11 thoughts on “Barbijaputa, todas somos misses

  1. Hola!
    Estoy un poco perpleja con el final de tu artículo. Pensaba que la cosificación de la mujer en los certámenes de belleza era la misma en Europa, China, Perú o mi barrio. Pero si me equivoco…

    1. La cosificación es idéntica, el impacto mediático completamente diferente. En países como Venezuela o Panamá es muy superior al que tiene en España. Cuando lo viví en EEUU con gente emigrante de esos países que nombro recuerdo que era algo parecido como lo que aquí en España ocurre con el fútbol: la gente se reunía en las casas para verlo, lloraban si ganaba la de su región, se conocían de memoria los nombres de las ganadoras de los años anteriores… Yo, al menos, no conozco algo similar en España con ningún concurso de belleza, no a ese nivel.

  2. Hola! Estaba muy enganchada leyéndote y me ha parecido que el artículo acabava muy de golpe. Esperaba que desarrollaras más el porqué deberíamos mantenernos calladas y mirar. El artículo de barbijaputa me parece bastante flojo en parte porque profundiza cero con el tema y se queda con obviedades y tirando de clichés que, para mi opinión, sobrán de lo rallados que están. El enfoque de tu artículo me parece mucho mas interesante pero me ha faltado que desarrollaras un poquito este último punto.

    Saludos!

    1. Hola Picatoste. Efectivamente mi artículo es corto, pero es gratis. Si quieres te paso mis tarifas y te escribo uno de cinco folios. No tengo que dar explicaciones pero te las voy a dar: lo he escrito esta mañana y en domingo tengo las criaturas en casa, sin colegio. Es lo que tiene ser ama de casa y feminista, es todo una pura contradicción y un despropósito político y filosófico. Sánchez Dragó tiene unos tochacos que te cagas en su blog.

      1. Me parce INCREIBLE que aproveches comentarios como el mío para victimizarte de esa manera (evidentemente lo digo sobretodo por la publicación que has hecho en tu facebook). Por mi tranquila, que visto los humos que llevas, no pagaría ni un céntimo por leer nada tuyo. Me parece muy fuerte que pagues tu fustración de no estar cobrando por escribir con la gente que te lee. Aquí o vienes a reafirmarme, o me comes tol coño, no?

        Te estaba diciendo que me parecía INTERESANTE TU ARTÍCULO. No se a que viene que me ridiculices de esta forma. Supongo que es muy fácil y cómodo hacer estas cosas por internet, y más teniendo tantos seguidores. Seguidores que quizá no se han leído tan detenidamente el artículo como he hecho yo pero que no dudan en lamerte el culo cuando cuelgas tus mierdas victimistas y narcicistas hablando de lo mal que te trata la vida por ser madre, ama de casa y FEMINISTA y que encima tengas que aguantar que la gente te lea y te de su opinión. ¿Crees que eres la única mujer en el mundo de estas características? Porque hablas como si lo fueras.

        Eres un gran ejemplo de sororidad. Y de feminismo, por supuesto.

  3. Absolutamente, como mexicana te puedo decir que el hecho que estas mujeres peruanas dieran cifras sobre feminicidios, acosos sexuales y demás datos estadísticos sobre violencia de género, aunque haya sido planeado desde la organización misma del concurso y asumiendo que “la que gana la corona” como bien lo expresa Barbijaputa probablemente “estalle en felicidad, ajena a las frases que dijo al principio” han hecho y logrado algo; poner el tema en boca y muy probablemente en la conciencia de algunas personas, incluso podría ser que en algunas de ellas. Visibilizar esa penosa realidad con aquellos fríos datos estadísticos en el concurso han generado pequeños debates, críticas y empatía, y todo ello alimenta y lo crean o no hace crecer los movimientos feministas.

  4. Como ustedes podrían saber en algunos lugares ser miss representan mucho más que lo corporal, por ejemplo en Venezuela la noción sobre “belleza” se liga a la salud emocional, significa amor propio y, durante un día sin maquillaje, podría ser que te pregunten si estás bien o te sientes triste, y que tus amigos te demuestren cariño y afecto porque sienten que quizás algo te está pasando, o de repente tu tía gritando ¡Así no vas a la calle así no, sin arreglarte. A ti tu familia te quiere, vete a poner algo bonito!; visualizamos más bien el proceso de “embellecimiento”. Así un alasiado es de verdad algo muy personal y potencialmente sanador. Eso sí, cuando salí de Venezuela en serio que odié los concursos de belleza, al certamen, el evento-completo-un-vómito, y se rompió por completo mi hermandad con el código de misses porque cinco minutos en México y todo lo que conocía como cuidado personal significa-ba (hoy a esta hora) un y/o una Barbijaputa detallando/ diciendo de qué va mi (suya dice) vida. Y bueno, ya leí en varios comentarios que la nota fue al puro estilo de europea y lo que sea que eso signifique (siento que se me pasa algo relacionado con la comunicación efectiva), lo que pienso es que ha de contar con mucha información veráz, y a mí como me hace falta pues agradezco a las misses la atención.

Si vas a comentar debes saber que: si eres hombre tendrás menos posibilidades de que te lo publique y que si me insultas o hablas con tono paternalista o faltón no tendrás ninguna. No acepto opiniones, ni consejos, soy así de chula. Adiós.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s