Desobedecer, descentralizar, decrecer, autogestionar

Estamos utilizando las instituciones por encima de nuestras necesidades. Los hospitales y los juzgados están abarrotados por falta de personal, sí, y también porque nos han educado en la firme convicción de que no somos capaces de autogestionar ni nuestros cuerpos ni nuestros conflictos.

Cuando vamos a un hospital o a un juzgado estamos yendo en busca de ese experto que hace las veces de gurú de la verdad. Pero la realidad es que la verdad no existe, lo único que existe es el ser proactivos/as políticamente y asumir las consecuencias de estar vivos/as.

El resultado de esta forma nuestra de organización es un sistema burócrata incapaz de solucionar problemas por la sencilla razón de que la institución es la nada, es ese lugar vacío donde una persona pasa a otra la responsabilidad y esta a su vez a otra y así en una cadena interminable de acciones inútiles que son lo contrario del compromiso con nosotros/as mismos/as y con la sociedad.

Sólo la autogestión y el decrecimiento podría salvarnos como especie.

Mi propuesta es descentralizar, desobedecer, decrecer, autogestionar. Y pasa por favorecer y crear sentido crítico, municipalismo, ecología y cuidados.

Anuncios

Si vas a comentar debes saber que: si eres hombre tendrás menos posibilidades de que te lo publique y que si me insultas o hablas con tono paternalista o faltón no tendrás ninguna. No acepto opiniones, ni consejos, soy así de chula. Adiós.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s