Piqué, cómeme el coño con pan Bimbo

El título de este post es el que me hubiese gustado leer en la prensa estos días para encabezar la noticia sobre los presuntos malos tratos psicológicos que Piqué ejerce sobre Shakira, según las declaraciones de ella misma para la revista Smoda (El País). Pero no pido tanto, me habría conformado con “Piqué prohíbe la aparición de hombres en los vídeos de su compañera” o “Piqué, presunto maltratador psicológico” o “Piqué, presunto acosador machista”. Por desgracia, la realidad ha sido bastante más triste, he aquí algunos ejemplos:
-SMODA (El País):
“Shakira y el síndrome de la famosa sumisa”, titula Noelia Ramírez, centrando la atención en la maltratada y, de camino, haciéndola parecer una enferma.

http://smoda.elpais.com/articulos/shakira-y-el-sindrome-de-la-famosa-sumisa/4535 

-INFOBAE:
“Shakira ya no grabará videos con hombres por pedido de Gerard Piqué” informa Carolina Croci, haciendo de nuevo el sujeto de la acción a la maltratada y denominando “pedido” una situación de acoso. No, querida Carolina, el maltrato psicológico y el control sobre las vidas de las mujeres no se ejerce a través de “pedidos” sino a través de amenazas, chantajes emocionales y gritos.
http://www.infobae.com/2014/03/02/1547330-shakira-ya-no-grabara-videos-hombres-pedido-gerard-pique
-EL MUNDO:
“Shakira: Piqué es celoso y territorial”. De nuevo es ella el sujeto activo, que habla y afirma (coño, nunca nos dejan aparecer en la prensa ni ocupar titulares y ahora parece que sí, que para mostrarnos sumisas sí que nos ceden todo el espacio que sea necesario).
-GOAL:
“Shakira reconoce que Gerard Piqué no le deja grabar vídeos con hombres” ¿Ella lo “reconoce”? A ver si lo he entendido: él es el presunto agresor pero es ella la que “reconoce” la situación, como si tuviese culpa de lo que ocurre. Y sí, porque la opinión pública de este país, ante las violencias machistas, ha pasado del “algo habrá hecho” al “si está con él es porque quiere, después que no se queje”. Las maltratadas siguen siento culpables de las situaciones, ellas son las cuestionadas y ellos los invisibilizados.
Otro detalle escalofriante de este asunto es la total ausencia de la palabra “presunto” en los titulares. No es que yo me preocupe lo más mínimo por la imagen pública de un machirulo como Piqué, es más bien que me alarma ver que esta situación en ningún caso nos ha sido planteada como “delito”, sino más bien como “cotilleo de la vida personal de dos personas famosas”. De ahí que la noticia no aparezca más que en secciones como “sociedad”, “deportes” o “famosos” en lugar de “política”. Sí, he dicho “política”, porque las violencias patriarcales son un asunto político, hostia, ya.
Por si todo esto fuera poco, las imágenes que acompañaban estas noticias no eran fotografías en primer plano del presunto agresor, no, eran imágenes de la maltratada en posiciones eróticas o abrazada a Piqué o, peor aún, sonriente, brazos estirados, ofreciendo a su hijo-precioso-fruto-del-amor (vestido de futbolista) al maromo (sudado y también vestido del Barça). Qué asco todo.
Pero una de las cosas que más desolada me ha dejado es la falta de sororidad que he presenciado en las redes. Las mujeres… ¡También han centrado las críticas en Shakira! ¡Incluso en los círculos feministas! Es como si, en el fondo, se pensase: “¿Esta Barbie qué pretende? Primero se hace rica cumpliendo los cánones de belleza patriarcales, tiene un hijo con un machirulo y además acaba de grabar un vídeo lesbófobo a más no poder… ¡Que se apañe sola! Tiene recursos económicos suficientes para dejar al gilipollas ese, si está con él es porque quiere”.
Esa es en realidad la historia, Shakira es una colaboracionista del patriarcado y el capitalismo, una mujer famosa, rica y poderosa (¡imperdonable!), delgada (¡imperdonable!) y encima rubia (no me digas más). No, definitivamente no entra en los cánones de mujer maltratada víctima del machismo que está en nuestro imaginario. Para que una mujer maltratada dé pena primero tiene que llorar (y Shakira sonríe mucho… o pone morritos y eso tampoco es llorar). Además, una mujer maltratada como Dios manda no tiene que tener donde caerse muerta, a ser posible debe ser gorda, sin estudios y, si además tiene la piel oscura, ya será una maltratada de pata negra, high quality, maltratada deluxe. Es realmente perverso… no perdonamos el éxito en las mujeres y nos volvemos implacables con las que lo consiguen.
No soy tonta, me doy cuenta de las jugadas machistas de Shakira para escalar, pero es que no se me ocurriría jamás juzgar a una mujer por abrirse camino en una sociedad como esta ¿De pronto nos olvidamos de todas las imperfecciones que tenemos como feministas? Me refiero a que muchas nos depilamos, que otras se enganchan emocionalmente a sus amantes de forma constante, tienen hijxs con machirulos peores que Piqué, me refiero a que a menudo acaparamos los trabajos de cuidado y no dejamos participar a los hombres con el “deja que ya lo hago yo”, a que sentimos celos cuando nuestra pareja (sea hombre o mujer) folla con otras personas, aunque hayamos llegado a acuerdos polyamorosos… Olvidamos todas esas cosas con las que, con profunda humildad (¿cristiana?), nos declaramos “feministas imperfectas”, con las que reclamamos tiempo para reeducarnos porque el patriarcado lo llevamos muy dentro y no es fácil superar ciertas cosas y nos lanzamos implacables al cuello de Shakira porque esta delgada y su vídeo es lesbófobo, como si su falta fuese peor que la nuestra.
¿Pero es esto coherente con nuestros discursos? No me refiero ya al alegato de “soy feminista imperfecta y basta de presiones, faltaría más, ni que ahora yo tuviese que sacarme el patriarcado de encima en dos días”, aunque a eso también. Me refiero a que, mientras criticamos a Shakira, las feministas prosex o proregulación defendemos a las putas o actrices porno, cuyas webs están llenas de fotografías de mujeres en lencería de encaje y sin pelos en las piernas que sonríen como Shakira. Ellas también sonríen a los machirulos, al patriarcado, como sonreímos todas, las no-putas también, en una entrevista de trabajo a un jefe cincuentón o en la barra de un bar al cliente plasta. Pero las cinturas estrechas, las sonrisas y los sobacos lisos de las putas y los nuestros propios no nos molestan porque nosotras somos las mujeres precarias de esta sociedad y las putas y actrices porno son las estigmatizadas (aunque sean ricas muchas de ellas da igual, pagan el precio de la misericordia con la exclusión social). Shakira en cambio no, Shakira no es una mártir, no es ni pobre ni excluida, así que ella que se apañe sola. No perdonamos que una mujer sea exitosa, rica y famosa, esa es la verdad.
Y por último… ¿Dónde están los/as jueces/zas en este país? ¿Realmente la prensa puede hacerse eco de una situación de acoso y violencia psicológica como esa sin que haya respuesta de la ley? Eso es para meter un paquete a Piqué y otro a los medios, por apología del terrorismo machista. Y ahora llamadme feminazi.

Anuncios

18 thoughts on “Piqué, cómeme el coño con pan Bimbo

  1. Cuesta sacudirse el patriarcado con sus incontables raíces enredándonos , hasta sofocarnos , asfixiarnos , inmovilizándonos a veces . Como si la falta de oxígeno , nos impidíera pensar , son pequeños lapsus … Como si una secreta y a veces no tanto …Conspiración nos estuviera convirtiendo en Bonsáis , aun sabiendo que nuestra naturaleza es ser una hermosa haya , fuerte y grande ! Por eso es tan importante detectar estos cortes , por eso es necesario que alguien , como tu ahora , nos regales con una visión tan lúcida del comportamiento de la prensa y de nuestra propia reacción . Muy muy bueno , gracias !

  2. Me parece muy acertada tu visión, pero creo que la prensa ni puede ni debe ir hasta donde tú propones hasta que el propio Piqué confirme o desmienta semejante abuso, por una cuestión de deontología profesional.

  3. Zas! Me encanta. Aunque luego he visto el vídeo y calificarlo de “lesbófobo” me parece quizás dotarlo de mucho más contenido del que tiene. Me pareció uno más de tantos vídeos de dos mujeres sobándose para el disftrute de machirulos salidos. Punto. Patriarcal, a saco. Lesbófobo, no sé.

  4. Es triste, soy colombiana y ahí nuestras madres por ejemplo en mi generación, que roza la generacion de shakira. Nos enseñan desde pequeñas a hacer amas de casa, atender el hombre de la casa y sinceramente para mi esto es vomitivo. Afortunadamente viaje a Europa fui rebelde y luche por mis convicciones. Desgraciadamente no es la primera vez que sufre malos tratos por un “hombre”. Esta bien que debemos apoyarnos entre nosotras pero también debemos aprender de los errores y no tropezar con la misma piedra, no justifico para nada lo que le esta pasando ahora pero de nosotras misma depende nuestra salud mental y física y debemos procurar cuidarla por encima de cualquier marichulo. SI NO NOS VALORAMOS NADIE LO HARA POR NOSOTRAS. Un saludo ali

  5. Te planteo algunas ideas:
    a) Existe una relación innegable entre la dependencia económica tradicional de la mujer en el matrimonio, sobre todo con hijos, y la prolongación en el tiempo de situaciones de maltrato sin denuncia.
    b) Que el cambio de percepción en la sociedad ha permitido crear un clima de esperanza para las mujeres que se atreven a salir de ese infierno a través de la denuncia. Que aun así les queda otro calvario, pero por lo menos tienen apoyo social y gubernamental, cosa que antes no tenían.
    c) Que bajo este prisma, no se entienda que si Shakira es “maltratada” como tú dices, siendo independiente, no se vaya. Teniendo en cuenta que muchas mujeres se han enfrentado a la disyuntiva de “si le dejo, qué voy a comer”, pues no se puede percibir el mismo drama si Shakira fuera la maltratada. Claro, que si Piqué la maltratara, del mismo modo no sería menos grave ni imperdonable ni menos delito.
    d) Lo que me lleva a pensar que percibes como maltrato el que haya acuerdos entre parejas. Igual que puedes acordar tener una relación abierta, puedes acordar, sin presión, que haya una relación cerrada y recatada, y eso no convierte a los miembros de la pareja en un dúo “maltratador-maltratada”. Simplemente en conservadores. A lo mejor, Shakira, en su escala de valores, tiene su relación muy por encima de su costumbre de hacer vídeos con hombres. Y no por ello es una mujer menos digna, ni que ella ceda convierte a su pareja en un maltratador psicológico.
    A lo que voy, no seas tan rápida en asignar juicio porque se trate de un chico. Yo, al igual que tú, pienso que una relación es una base estupenda para el desarrollo personal y que cuantos menos límites haya, más fácil es que sirva para ello, pero hay muchas personas que no piensan así, y ni de lejos se trata de maltrato.

  6. Hola Caliban666,
    Verás, lo de “innegable” es que va a ser que no. Efectivamente pudo ser la causa de la falta de independencia en el pasado y en muchos casos del presente, pero la dependencia emocional no debe ser minusvalorada y mucho menos en el presente, donde las mujeres, afortunadamente, tenemos un acceso al empleo mucho mayor que el de las abuelas. Si no ¿Cómo es que siguen muriendo las mujeres a racimos en un país como España? Que no digo que el factor económico no influya, pero de ahí a decir que una mujer independiente económicamente esta a salvo del terrorismo machista… ufff… me parece fuerte que haya gente que piense así.

    Por otro lado, si no eres capaz de ver la diferencia entre una relación monógama y el control sobre la vida de otra persona en ámbitos como el laboral no sé si voy yo a poder explicártelo. Me pregunto cómo verías que Shakira prohibiese a Piqué ir a trabajar en calzones cortos o jugar a fútbol con otros hombres.

  7. Jajaja. Ahí Piqué sí que lo vería claro.
    Te aseguro que conozco bien la diferencia y no hace falta que me lo expliques.Yo creo que atribuyes a la maldad lo que puede ser explicado como “estupidez”. La estupidez explicaría que Piqué se fija en una tía como Shakira y después se asusta de que cuando rueda vídeos musicales tiene que haber bailarines cerca. Porque el tío seguro que no la conoció en la parroquia del barrio, que según parece es donde debería haber ido a buscar novia. Vamos, que no ha pasado (a partir de los hechos conocidos) la barrera del delito. Es solo que se comporta como un gilipollas. Tú lo llamas “terrorismo machista”. Yo lo llamo “gilipollas”.
    Lo que comentas de la dependencia emocional no deja de ser cierto. Además, es curioso que se da en personas de toda condición social y ámbitos culturales. Es un asunto extremadamente complejo que supongo que tiene que ver con la madurez, la educación sentimental, la autoestima y muchos otros asuntos sobre los que no me aventuro a emitir juicio. Lo que yo pienso es que Piqué es imbécil y me da pena que una tía independiente y exitosa como Shakira le siga el juego. Porque entrar ahí a rescatar a alguien es como convencer a alguien que no quiere dejar de fumar que deje de hacerlo.

  8. Qué bueno, por artículos como este me encanta este blog… Y Es lamentable que después de hacerse pública la noticia, Piqué ni siquiera considere oportuno realizar un comunicado de desmentido, aclaración… parece ser que en esta sociedad sigue siendo un hecho aceptado y normal que el hombre controle la vida de una mujer hasta en sus relaciones laborales; muy triste y por ello se hace especialmente necesario el denunciarlo, de lo contrario no vamos a evolucionar nunca. Creo que da lo mismo si dicho control viene provocado desde la maldad machista o la estupidez del futbolista, porque tal y como se ha publicado es inaceptable sin más. Luego nos sorprendemos de que el machismo se mantega vigente y con fuerza en las nuevas generaciones.; para muchos chavales, estos deportistas son un modelo a imitar.

  9. Alicia, el tema de Shakira es peliagudo….tal vez ponerlo en manos del Observatorio de Igualdad del Ministerio Fiscal?? A ver qué dice….a ver cómo se pronuncia…¿por dónde tiramos a nivel institucional? ¿Cómo permeamos el sistema? ¿Cómo lo desodorizamos, por decirlo de alguna manera?

  10. Alicia: yo, incluso tras leer el artículo de Juliana, no logro entender el vídeo ni qué está tratando de decir. Veo a dos mujeres muy erotizadas, calientes, vamos, y como en el típico discurso de la relación adictiva cuando te da la calentura por el tío al que has tenido que dejar pese a los polvazos que te pegabas con él o lo colada que estás porque el tío está claro que te hace sufrir y te ha tratado fatal, y por dignidad lo has cortado; pero no me resultan “heterosexuales” tal y como yo entendería la heterosexualidad, dado que se miran “lascivamente” y parece que se ponen entre sí…mientras transmiten dolor y desesperación por su relación con el hombre…¿puedes ayudar? No entiendo nada…y quiero empezar a entender, porque conozco a bastantes mujeres emparejadas o atraídas por hombres, que gustan del trío con una mujer, o practican el swinging, y dicen que la introducción del sexo con una mujer “les pone sólo en la medida en que él las está mirando o participando”. En esto del sexo hay mucha trampa y mucha cosa no dicha: a veces me resulta muy confuso entender algo. ¿Es lesbiana la mujer que gusta de compartir mujeres con su marido, por ejemplo? ¿El lesbianismo implica la atracción exclusiva hacia la mujer? ¿Dónde está el sexo natural y saludable? ¿Cuáles son sus presupuestos? ¿Cómo reconocerlo, cómo reconocer cuándo una escena está impregnada de machismo y cuándo no? ¿Están estas mujeres encendidas por un tío, o qué pasa aquí? Yo no entiendo este vídeo en absoluto, salvo que te esté dando el mensaje de “estáte con una mujer sólo con un tío de por medio o en razón de él”…por otro lado, ¿qué problema habría con eso? Y la pregunta del millón, Alicia: ¿qué opinas del fenómeno de las mujeres que se cuelgan sexualmente de un hombre que las maltrata? Y que, aún dejándole, aún sufriendo las consecuencias de su asquerosa conducta, se sorprenden a sí mismas montándose fantasías sexuales con él y atándose la mano para no llamarle y decirle : me muero por follar contigo?. A mí me pasa, y estoy en el proceso de tratar de salir de ese laberinto…¿cómo puede ser que quien más te ponga sea el que te ha humillado en una relación? Conozco a tantas mujeres en esa dinámica: la atracción tan grande como la vejación….el dolor tan intenso como el placer…¿qué pasa aquí, Alicia, en tu opinión? Últimamente me muerdo la líbido cada vez que me pega un tirón la entrepierna, porque sé seguro que, si me atrae, es un cabrón…no logro resolver esta paradoja: detesto el machismo, lo combato, lo he sufrido, he peleado y peleo ante autoridades, jueces, lo denuncio, lo hablo, ayudo a mujeres o las asesoro, padezco, escribo sobre él sin pelos en la lengua….y el último que lo hizo, al que dejé inmediatamente, aún lo recuerda mi entrepierna con añoranza constante….qué despropósito….me da mucha vergúenza admitirlo, me siento mal, pero es así….

Si vas a comentar debes saber que: si eres hombre tendrás menos posibilidades de que te lo publique y que si me insultas o hablas con tono paternalista o faltón no tendrás ninguna. No acepto opiniones, ni consejos, soy así de chula. Adiós.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s